Palabras de la Directora

En Marzo del 2011 se abrieron las puertas de este liceo, llegaron algunos alumnos un poco asustados, otros temerosos, pero no sabían lo divertido que la pasarían aquí y que aprenderían muchas cosas; a compartir, a luchar por sus sueños, a empaparse del espíritu del bicentenario.

Hoy hemos creado un espacio mágico en el aula y fuera de ella, compartiendo conocimientos, sentimientos y experiencia, conociendo distintos tipos de personalidades, los curiosos, los extrovertidos, los profundos y los que viven en su mundo de fantasía, los serios, los responsables y los no tanto.

Les entregamos competencias necesarias para desenvolverse en un mundo cada vez más exigente y desafiante, en un proceso intenso de transmisión de conocimientos y valores que les permitirían ser personas de bien.

Muchos sueños cumplidos y otros por cumplir. Quedan fantasías, historias, anécdotas, buenos y malos momentos, alguna que otra travesura, y miles y miles de recuerdos que hoy se agolpan en la memoria.

Jóvenes ustedes están encaminados al éxito, que llegará cuando deba llegar, son personas valiosas. No permitan que nada ni nadie los desvíe de su camino como personas dignas y honestas.

Los años de colegio son los pilares de su proyecto de vida, mirar quienes son, que quieren y que están dispuestos a hacer, es tiempo de hacer, del implicarse, de aportar a la construcción de un mundo mejor.

Sueñen con el futuro, sueñen con la seguridad de que se van a hacer realidad, sueñen para ustedes y para los demás, el mundo necesita de sus sueños.

EL ÉXITO NO LLEGA AL QUE TIENE MAS CAPACIDAD, SI NO AL QUE SE ESFUERZA MAS. Nuestro Liceo Bicentenario rompe con el paradigma de que una “EDUCACIÓN DE CALIDAD” es un privilegio del sistema particular pagado.